Volar en lugar de navegar

Volar en lugar de navegar

Mayo 2021

A simple vista, el deporte de vela y la fabricación moderna de chapas tienen poco en común. No obstante, sí que guardan cierto paralelismo: en ambas disciplinas, el ritmo está al límite de lo técnicamente posible y la tripulación cuenta con la ayuda de información en tiempo real. La gestión de la producción interconectada de Bystronic garantiza que incluso las empresas más pequeñas que se dedican al mecanizado de chapa se puedan situar a la cabeza de la carrera por los pedidos.

La navegación está experimentando una revolución en este momento. En lugar de deslizarse por el agua sobre el casco, los veleros modernos planean sobre las olas gracias a las hidroalas. Después de que las hidroalas móviles hicieran volar a los catamaranes en regatas anteriores, la nueva tecnología se utilizó por primera vez en yates monocasco en la Copa América 2021 de Nueva Zelanda. Como resultado, el ritmo se ha triplicado. Las «alas» permiten velocidades de hasta 50 nudos (casi 100 kilómetros por hora). Paradójicamente, para estas embarcaciones la aerodinámica es más importante que la hidrodinámica.

Los datos son la clave del éxito

Sin embargo, hay otra revolución tecnológica en el deporte de vela que no es tan evidente. Y es que las tripulaciones de la Copa América cuentan con la ayuda de multitud de datos en tiempo real: previsiones meteorológicas y del viento, estado de la mar, posicionamiento de los adversarios, control inteligente del rumbo y mucho más. 

Cerca de 1.000 sensores situados en la embarcación proporcionan información permanente a patrones, timoneles, marineros, entrenadores e ingenieros.

Igual que en la Fórmula 1, el transcurso de la carrera se supervisa desde un «pit wall», un centro de control en el que se reúne toda la información. No cabe ninguna duda de que hoy en día los datos son la clave del éxito también en el deporte de vela.

Más ritmo y más datos

En la industria de la chapa, con la fibra óptica hemos vivido una alteración en los últimos años a causa de una nueva tecnología que es comparable a la de las «alas» en el deporte de vela. La velocidad de corte de una máquina cortadora por láser de fibra óptica es hasta cuatro veces más alta que la de una máquina láser de CO2. La eficiencia se ha triplicado y la eficiencia energética es casi el doble. El rápido avance de las soluciones de automatización para la carga y descarga de las máquina cortadoras redunda en un mayor aumento de la eficiencia.

Segunda revolución

Y también en nuestra industria estamos viviendo paralelamente una segunda revolución: la de los datos. Y es que la Smart Factory también se controla desde una especie de «pit wall». También en este caso allí se concentran infinidad de datos, tanto de la propia producción como de todo el entorno de la fábrica. Igual que en el deporte de vela, el uso inteligente de los datos en la industria de la chapa también ayuda a mejorar la toma de decisiones con el fin de llegar más rápido a la meta. En este sentido, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueden suponer una enorme contribución.

IT y OT se están acercando

Hasta ahora, el puerto de origen de las empresas de producción siempre han sido sistemas de planificación del material (MRP) cerrados y rígidos a los que apenas se incorporaban datos externos. Sin embargo, esto está cambiando. Nos encaminamos hacia un nuevo mundo de conectividad en tiempo real y de completa integración de sistemas que hasta ahora estaban separados. La tecnología de la información (IT) y la tecnología operativa (OT) se están acercando cada vez más.

Coordinar a la perfección el hardware y el software

En el futuro los ecosistemas digitales garantizarán el flujo de datos de toda la cadena de suministro en los sistemas de almacenamiento y producción de la Smart Factory, similar a lo que ocurre con las herramientas inteligentes de navegación en la vela. En ambas disciplinas se trata de coordinar a la perfección el hardware y el software: así como las embarcaciones voladoras actualmente ya están interconectadas con los sistemas de información por agua y por tierra, nuestras máquinas herramienta inteligentes deberán interactuar en el futuro con los sistemas de software de la Smart Factory y su entorno.

Las embarcaciones pequeñas son más ágiles

Precisamente eso es lo que Bystronic quiere hacer posible para los productores de chapa en un futuro próximo.

Nuestra visión consiste en una orquestación de la producción que permita una previsión sólida de lo que se puede producir y para cuándo, y que al mismo tiempo sea lo suficientemente flexible como para reaccionar rápidamente a cualquier cambio en la cadena de suministro.

Modularidad, escalabilidad y agilidad son los requisitos fundamentales que se esperan de un sistema de este tipo a fin de cubrir todos los escenarios de producción posibles.

Planificar con precisión los procesos de producción

Nuestra Digital Operating Platform (DOP) basada en la nube satisface estos requisitos. En lo que al desarrollo se refiere, pensamos sobre todo en las empresas más pequeñas de la industria de la chapa. En el futuro, ellas también deberían tener las opciones que hasta ahora estaban reservadas para los grandes jugadores. Deberían poder planificar, controlar y evaluar con la misma precisión que los grandes contrincantes. Y dado que las pequeñas embarcaciones son de por sí más ágiles que los grandes barcos, las pequeñas y medianas empresas de producción deberían estar cada vez más a la cabeza de la carrera por los pedidos.

Mejor toma de decisiones

Navegar en las aguas turbulentas de la actualidad es un desafío para las empresas productoras. La situación incierta en lo que se refiere a la evolución de la pandemia dificulta la planificación y, al mismo tiempo, la presión competitiva en un mundo globalizado es más alta que nunca. En este entorno dinámico supone un reto el poder reaccionar con flexibilidad a los cambios y tomar siempre la decisión correcta para alcanzar la meta en primer lugar.

Volar sobre el agua

Desde Bystronic queremos ayudar a nuestros clientes a volar sobre el agua en vez de simplemente navegar por las olas. Nuestras soluciones permiten a las empresas de producción dar el paso hacia la Smart Factory: las máquinas eficientes y el software más moderno se interconectan para crear un entorno inteligente de la producción. Las ventajas para el usuario son múltiples: una elevada capacidad de cálculo en la nube, una logística empresarial más rica, una plataforma de gestión clara y por último, aunque no por ello menos importante, una mejor toma de decisiones gracias a la inteligencia artificial y al aprendizaje automático.

Configuración de las cookies

Bystronic utiliza «cookies necesarias» para garantizar el funcionamiento del sitio web, «cookies de preferencia» para optimizar su experiencia en el sitio web y «cookies de marketing y análisis» utilizadas por terceros para personalizar las acciones de marketing, por ejemplo, en las redes sociales.
Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento haciendo clic en el enlace «Configuración de las cookies» en la parte inferior de cada página. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra Política de privacidad.