De vehículos clásicos a vehículos eléctricos

De vehículos clásicos a vehículos eléctricos

Agosto 2021

Un trío de entusiastas de la automoción embarcados en el proyecto Triamp necesitaba componentes para la electrificación de tres vehículos de época. La empresa de mecanizado de metales Ray-Cut fabricó estas piezas con la ByStar Fiber de 10 kilovatios. Fueron necesarias más de 2000 horas de trabajo para convertir dos Jaguar E-Type y una Volkswagen T2 en vehículos de alta potencia lo más fieles posible a los modelos originales.

La transformación de un Jaguar del año 1969 en un coche eléctrico moderno

Allí está, el icono del diseño con sus líneas fluidas esculpidas en chapa y cromo. A primera vista, el Jaguar E-Type 2+2 rojo burdeos, que se puede admirar actualmente en la nave de producción de Ray-Cut en Lyss (Suiza), es totalmente original. Pero bajo el largo capó del clásico de 1969, no se esconde ahora ningún motor de combustión. El motor de seis cilindros en línea de 4,2 litros tuvo que dar paso a un motor eléctrico. El resto del compartimiento del motor lo ocupan cuatro cajas metálicas llenas de celdas de batería y un ordenador. En la parte trasera, donde originalmente se encontraban la rueda de repuesto y el depósito, se encuentran ahora otras dos cajas de batería.

Cajas de chapa para las baterías y placa de acero para la conexión

«Invertimos mucho esfuerzo en encontrar la mejor solución posible», explica Simon Jeger, quien inició el proyecto Triamp junto con su padre Felix Stoffel. Con los años surgió la idea de electrificar el E-Type. A fin de ampliar sus conocimientos, padre e hijo decidieron reclutar a Andreas Weibel, propietario de un taller de coches. Este, además de su experiencia en mecánica, aportó su Volkswagen T2. Así nació el proyecto Triamp.

«Podríamos haber encontrado soluciones más sencillas, pero queríamos mantenernos lo más cerca posible del original»

Simon Jeger, Triamp

El entusiasta de Volkswagen Andreas Weibel fue quien se puso en contacto con la empresa de mecanizado de metales Ray-Cut. Además de las cajas de chapa para las baterías, Triamp necesitaba una amplia variedad de piezas de suspensión y una placa de acero macizo para conectar el motor eléctrico a la caja de cambios. Cuando surgió la posibilidad de involucrarse en el proyecto, Ray-Cut no lo dudó un momento: «Muchas veces fabricamos piezas para coches y motos de amigos», cuenta Sven Heukeroth. Las piezas se cortaron en una ByStar Fiber de 10 kilovatios. La máquina ya incorpora el cabezal de corte de próxima generación.

«Nuestros ensayos de campo ayudan a Bystronic a evolucionar su láser de fibra óptica»


Sven Heukeroth, Ray-Cut AG

Tan rápidos como los originales

El rugido de los coches clásicos de Triamp no tiene nada que envidiar al de los modelos originales. La Volkswagen T2 ya ha completado su viaje inaugural eléctrico. La pickup Bulli gris, nacida en 1979, ha ganado en velocidad gracias a la propulsión eléctrica, y gracias a su autonomía de 400 kilómetros, rivaliza con los coches eléctricos modernos. Simon Jeger confía en que los dos E-Type también puedan compararse con los originales: «Gracias al par constante del motor eléctrico, estaremos a la altura en términos de aceleración». Su objetivo es superar al prototipo con el que Jaguar ha revivido el E-Type como coche eléctrico. Jeger espera alcanzar una autonomía de hasta 350 kilómetros.

Configuración de las cookies

Bystronic utiliza «cookies necesarias» para garantizar el funcionamiento del sitio web, «cookies de preferencia» para optimizar su experiencia en el sitio web y «cookies de marketing y análisis» utilizadas por terceros para personalizar las acciones de marketing, por ejemplo, en las redes sociales.
Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento haciendo clic en el enlace «Configuración de las cookies» en la parte inferior de cada página. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra Política de privacidad.