«La interacción perfecta entre hardware y software»

«La interacción perfecta entre hardware y software»

Febrero 2019

¿Qué posibilidades ofrece el concepto de Smart Factory a los fabricantes de chapa? ¿Cuál es el papel de las máquinas herramienta y del software a este respecto? ¿Y cómo ayuda Bystronic a los usuarios a evolucionar en Smart Factory? El Dr. Christoph Rüttimann nos habla de ello en calidad de CTO de Bystronic en una entrevista para la revista especializada «Industrie Anzeiger».

Mona Willrett, Industrie Anzeiger

Dr. Rüttimann, ¿cuál es el punto de vista de Bystronic sobre el tema de la Smart Factory?

Para nosotros el cliente siempre es lo más importante. Queremos que se mantenga en la cima de la competitividad, independientemente de si produce lotes pequeños o grandes series. Para ello, nuestro objetivo es ofrecer una Smart Factory en la que todos los procesos estén automatizados, desde la solicitud de pedido, pasando por la entrega de las chapas, hasta el envío de las piezas terminadas. Naturalmente, para ello el software desempeña un papel esencial. Pero las máquinas son también cada vez más rápidas y precisas. Y para que el concepto de producción autónoma funcione, estas deben trabajar con absoluta fiabilidad y alta disponibilidad. La interacción perfecta entre hardware y software permite continuar mejorando la rentabilidad.

¿Cómo será en el futuro la relación entre software, interconexión digital y mecánica?

En la actualidad, sigue predominando el enfoque en la parte mecánica. Supongo que seguirá siendo así durante algunos años más, pero no durante los próximos diez años. A largo plazo, el software será el componente predominante.

En la práctica, ¿es algo realista una Smart Factory?

La Smart Factory es nuestra apuesta para el futuro. Acompañamos a nuestros clientes paso a paso en su recorrido para convertirse en una Smart Factory. El primer paso es recopilar los datos necesarios, evaluarlos de forma eficiente y presentarlos con claridad, por ejemplo, utilizando nuestra solución de monitorización ByCockpit. Esto les ayuda a tomar decisiones, optimizar procesos o a adoptar medidas preventivas. Pero esto es solo un paso intermedio en el proceso hacia una fábrica autónoma en la que los datos se utilicen automáticamente para controlar los procesos.

¿En qué punto se encuentra actualmente Bystronic en su recorrido hacia la Smart Factory?

Como todos nuestros homólogos del mercado, todavía seguimos dando los primeros pasos en este proceso. El mercado en el que trabajamos todavía está fuertemente dominado por empresas más pequeñas, como los fabricantes por contrato, que siguen centrándose en máquinas individuales o células automatizadas. En este sentido, el mercado también marca el ritmo. Ya ofrecemos soluciones completas que están automatizadas, pero que aún no están totalmente conectadas en red con el resto de equipos de la planta de producción. Naturalmente, también utilizamos estos sistemas en nuestra propia producción. Esto es importante para el desarrollo futuro, pero también para convencer a nuestros clientes.

¿Cuáles son los siguientes pasos para alcanzar su objetivo?

Para nosotros se trata de un proceso de cuatro etapas que comienza con la automatización y la interconexión digital. El segundo paso es la conectividad entre los diferentes sistemas para intercambiar y recoger datos, que luego analizamos y evaluamos en el tercer paso para poder ofrecer nuevos servicios a través de una plataforma. Sin embargo, no se trata de un proceso en serie, sino que se desarrolla en paralelo para aplicaciones concretas. En un futuro próximo esperamos poder ofrecer una solución Smart-Factory totalmente automatizada en la que todos los componentes estén coordinados entre sí, se optimice el flujo de producción y se puedan integrar también las máquinas de otros proveedores. Para lograrlo, estamos ampliando constantemente nuestra competencia en software.

¿No deberían ser estas plataformas abiertas e interconectables con otras?

Por supuesto. El sistema debe ser modular y estar diseñado de tal manera que ofrezca conectividad y sea relativamente fácil reaccionar a las necesidades cambiantes. Otro aspecto importante, sin embargo, es elegir el socio adecuado para ofrecer la solución de nube necesaria.

¿Qué papel juega la inteligencia artificial?

Esto se está convirtiendo cada vez más en un problema, por ejemplo, para la optimización automática de subsistemas en las máquinas. Sin embargo, la ingeniería de construcción de máquinas está todavía en la fase inicial. Nosotros ya estamos preparando nuestros sistemas de corte, plegado y automatización para equiparlos en el futuro.

«Asesoramos con todo detalle a nuestros clientes en el camino hacia la Smart Factory. Podemos mostrarles lo que será posible en su producción en el futuro».
«Asesoramos con todo detalle a nuestros clientes en el camino hacia la Smart Factory. Podemos mostrarles lo que será posible en su producción en el futuro».

¿Qué módulos ofrece Bystronic para crear una Smart Factory?

Nos movemos a lo largo de la cadena de valor de nuestros clientes. En este contexto, ofrecemos soluciones modulares y flexibles que se pueden combinar según las necesidades. Esto abarca desde el aprovisionamiento y la gestión de materiales, pasando por el almacenamiento y la intralogística, hasta el procesamiento automatizado del corte y plegado. Nuestra oferta se completa con una amplia variedad de servicios de asesoramiento, financiación y mantenimiento a lo largo de estos procesos.

¿Para qué usuarios son interesantes y útiles estos sistemas?

Los beneficios son los mismos para todos. El objetivo es fabricar productos de alta calidad de forma rentable y flexible. En el mercado podemos ver que las empresas más pequeñas están uniendo fuerzas, por ejemplo para encontrar un sustituto o porque hay una falta de personal cualificado y no queda otra opción que la de automatizar. Por supuesto, es más fácil para las grandes empresas hacer las inversiones necesarias. Pero las empresas más pequeñas también se beneficiarán en la siguiente fase.

¿Qué requisitos debe cumplir la parte interesada para poder beneficiarse?

Debe tener un objetivo concreto, una visión clara. Vemos una y otra vez en nuestras conversaciones que los clientes potenciales todavía no tienen una idea precisa de lo que pueden lograr. Si los sistemas están perfectamente adaptados entre sí, no importa si se trata de producción masiva o de lotes pequeños. Las máquinas se pueden interconectar en red, eso no supone ningún problema. Sin embargo, es necesario tener una idea clara de cómo se van a integrar los procesos anteriores y posteriores. Por este motivo, asesoramos con todo detalle a nuestros clientes en el camino hacia la Smart Factory. Podemos mostrarles lo que será posible en su producción en el futuro.

¿Están preparadas las empresas para abrirse y compartir datos?

Cuanto más claros son los beneficios para nuestros clientes, mayor es la voluntad de compartir datos. Sobre todo porque los clientes son cada vez más conscientes de que solo necesitamos datos de la máquina que no permiten sacar ninguna conclusión sobre sus conocimientos del proceso. Lo más importante es contar con la confianza de nuestros clientes. Cuantos más datos compartan con nosotros, mejores soluciones podremos ofrecerles en el futuro.

¿Qué interés han mostrado hasta ahora los clientes?

Depende en gran medida de la filosofía y el grado de apertura de la empresa. Vemos ambas cosas: clientes que siguen centrándose en la máquina, pero que ahora también están cada vez más abiertos a compartir datos. Sencillamente porque cada vez más clientes reconocen los beneficios.

¿Hay razones para temer que esta tecnología acabe con puestos de trabajo?

Yo no lo veo de esa manera. Los trabajos cambiarán. Desaparecerán algunos ámbitos de actividad, pero también surgirán nuevos perfiles profesionales. Hasta ahora, todas las revoluciones industriales han creado más puestos de trabajo de los que ha costado.

¿Cuál es la filosofía de Bystronic para la creación de una Smart Factory?

Estamos abiertos a la integración de proveedores externos o de terceros en el diseño de nuestras soluciones de fabricación. De esta manera queremos ofrecer a nuestros clientes la mayor flexibilidad posible. Si se desea comparar nuestra filosofía con un sistema abierto como Android o el enfoque cerrado de iOS, entonces estamos más en la senda de Android.

(Esta entrevista se publicó el 28 de enero de 2019 en la revista especializada Industrie Anzeiger 2.2019)

Para poder utilizar sin ninguna limitación la página web del grupo Bystronic se necesita el uso de cookies. Algunas de estas cookies requieren su consentimiento expreso. Deberá consentir el uso de cookies para disfrutar de todas las funciones de la página web. Encontrará información detallada sobre el tipo, el uso y la finalidad, así como sobre la correspondiente fecha de caducidad de las cookies haciendo clic en «Más información».

Esta página web utiliza cookies. ¿Por qué?
«Haga clic aquí» para saber más.