Sed de innovación

Sed de innovación

Diciembre 2019

Bühler se ha propuesto unos objetivos ambiciosos: el grupo tecnológico quiere contribuir a garantizar la alimentación de la humanidad hasta 2050. La fábrica más grande de la empresa suiza se encuentra en Liyang (China), y son unas instalaciones impactantes que han convertido a Bühler en líder del mercado allí.

A primera vista, Liyang es una típica ciudad industrial de China, pero crece más rápido que otras. En 2017, Liyang tenía 762 500 habitantes. La provincia tiene el mayor producto interior bruto (PIB) por cabeza de todo el país. 

El jefe de producción suizo, Raffael Eggmann, lleva 18 años trabajando para el Grupo Bühler.
El jefe de producción suizo, Raffael Eggmann, lleva 18 años trabajando para el Grupo Bühler.

Misión ambiciosa 

Raffael Eggmann tiene trabajo por delante, y es que la misión de Bühler es ambiciosa. El grupo tiene en el punto de mira un gran problema de la humanidad: quiere alimentar a diez mil millones de personas y garantizar su movilidad de aquí a 2050. Como uno de los líderes tecnológicos de la industria alimentaria que es, Bühler considera que tiene el deber de asumir la responsabilidad de que el plan funcione.

Bühler ha creado oficinas en todo el mundo para desarrollar soluciones innovadoras para la escasez alimentaria en estrecha colaboración con los clientes. Uno de los objetivos es optimizar los perfiles de alimentación, por ejemplo, con legumbres: los guisantes, las alubias y las lentejas conforman una base sin gluten y rica en proteínas para harinas, masas y productos sustitutivos de la carne. Además, Bühler desarrolla soluciones para la fabricación industrial de materias primas a base de insectos y algas. Son una fuente de proteínas valiosa, y sin embargo requieren un cultivo y superficies de cría mucho más pequeñas que los alimentos tradicionales.

La fábrica de Liyang está especializada en sistemas para la producción de alimentos y piensos animales, así como en el procesamiento de cereales. En el mercado chino, Bühler es líder en este segmento. Cada día salen de la fábrica 80 máquinas como mínimo. Alrededor del 60 por ciento de ellas son para el mercado chino, un 15 por ciento para el sudeste asiático y un 25 por ciento para el resto del mundo.

La fábrica de Liyang se inauguró en 2017: allí, la producción ajustada y el sistema Kanban tienen la máxima prioridad. Cada día salen de la fábrica unas 80 máquinas.
La fábrica de Liyang se inauguró en 2017: allí, la producción ajustada y el sistema Kanban tienen la máxima prioridad. Cada día salen de la fábrica unas 80 máquinas.

Solución de automatización a medida 

Al igual que en la mayoría de fábricas asiáticas, en Liyang la producción ajustada y el sistema Kanban tienen la máxima prioridad. A ello se suma un mayor grado de automatización. Llaman especialmente la atención los Automated Guided Vehicles (AGV): vehículos autónomos que siguen determinadas líneas en el suelo y se acoplan a los carros con chapas automáticamente. También hay uno de estos vehículos al lado de la máquina de corte por láser de Bystronic. Un brazo robótico con ventosas eleva la chapa del carro hasta la mesa de cambio.

«Las soluciones de automatización varían de una máquina a otra», explica Jack Jia, director de cuentas clave de Bystronic. «Las propias máquinas están estandarizadas, pero difieren en la carga y descarga» Una solución estándar no podía satisfacer los requisitos de Bühler. El problema: el sistema de carga y descarga tenía que ser compatible con la punzonadora de otro fabricante. Una solución a medida fabricada en Europa habría sido demasiado cara y tardado mucho tiempo.

Por tanto, Bystronic contactó con el proveedor local VT Robot para hacer posible la carga y descarga con ventosas de vacío. La primera colaboración fue fructífera: desde entonces, Bystronic colabora con VT Robot en otros proyectos.

La fábrica de Liyang está especializada en sistemas para la producción de alimentos y piensos animales, así como en el procesamiento de cereales.
La fábrica de Liyang está especializada en sistemas para la producción de alimentos y piensos animales, así como en el procesamiento de cereales.

Más ritmo con menos energía

Gracias a la solución de automatización hecha a medida, solo se tarda un minuto en descargar la chapa cortada y colocar la siguiente chapa en la máquina. Y el proceso de corte en sí también se ha agilizado gracias a las nuevas máquinas de corte por láser, una ByJin Fiber 3015/3000 y una ByJin 3015/4400: «El nuevo láser de fibra óptica es un 50 por ciento más rápido y el nuevo láser de CO2 es un 20 por ciento más rápido que las máquinas anteriores», afirma Raffael Eggmann. Otra ventaja es el menor consumo energético, sobre todo en el caso del láser de fibra óptica.

El operario láser Lu Bing prepara el siguiente proceso de corte mediante la pantalla táctil. «La nueva máquina es más fácil de operar que la antigua porque es más inteligente y me ayuda mejor», explica Lu. Además, la tasa de máquinas paradas por averías es satisfactoriamente baja, de tan solo el dos por ciento. Junto con Jack Jia de Bystronic, ahora Raffael Eggmann quiere introducir el «Predictive Maintenance». El mantenimiento predictivo con ayuda de tecnologías inteligentes ayudará a reducir aún más los tiempos de parada.

Con su impresionante fábrica de Liyang, Bühler forma parte del menú de la población, y es que muchos de los alimentos que acaban en el plato en China han sido procesados con las máquinas de Bühler. Por otro lado, si el grupo hace realidad su visión, las tecnologías de la empresa suiza podrán influir a largo plazo en los hábitos alimentarios de toda la humanidad.

Para poder utilizar sin ninguna limitación la página web del grupo Bystronic se necesita el uso de cookies. Algunas de estas cookies requieren su consentimiento expreso. Deberá consentir el uso de cookies para disfrutar de todas las funciones de la página web. Encontrará información detallada sobre el tipo, el uso y la finalidad, así como sobre la correspondiente fecha de caducidad de las cookies haciendo clic en «Más información».

Esta página web utiliza cookies. ¿Por qué?
«Haga clic aquí» para saber más.