Consolidación de una empresa ejemplar en tiempo récord

Consolidación de una empresa ejemplar en tiempo récord

May 2018

Del estado agrícola a la nación industrializada: la economía de Corea del Sur avanza a pasos agigantados. Para continuar liderando el mercado, la empresa de procesamiento de metales Shin Sung S&T deposita su confianza en la tecnología del láser de fibra óptica con ByStar Fiber de Bystronic.

El empresario Choi Kwang-young ha logrado un hito reservado a solo unos pocos en Corea del Sur: ha conseguido ascender de pequeño empresario a jefe de una empresa mediana. En 1984, año en el que Choi Kwang-young fundó la empresa Shin Sung S & T, la plantilla se reducía a seis personas. En la actualidad, el número de empleados asciende a más de 200. «Yo mismo trabajaba antes con la prensa plegadora cada día», recuerda Choi Kwang-young. «Gracias a esa experiencia, hoy puedo empatizar más con la situación de mis empleados».

El éxito de Shin Sung S&T está estrechamente ligado a la historia de Daegu, metrópolis industrial surcoreana y sede original de Shin Sung S&T. La cuarta ciudad más grande del país goza todavía hoy de gran reconocimiento como motor económico fundamental. Las empresas ubicadas en Daegu impulsaron la transformación de Corea del Sur y convirtieron la economía agraria en industrial. Este desarrollo transcurrió en tan solo dos generaciones. El siguiente ejemplo es sumamente ilustrativo: a principios de los años sesenta, aproximadamente la mitad de la población trabajaba en la producción y el refinado del arroz, mientras que en 2010, solo el tres por ciento se dedicaba a esta labor. Desde entonces, la productividad económica del país se ha multiplicado por 150.

Según el empresario Lee Dong-gun, Bystar Fiber ha permitido dar un gran paso hacia delante
Según el empresario Lee Dong-gun, Bystar Fiber ha permitido dar un gran paso hacia delante

Innovación constante y trabajo tenaz

La industria textil experimentó un auge importante en la Daegu de los años ochenta: todo un golpe de suerte para Shin Sung S&T. Gracias a esta situación, el joven empresario Choi Kwang-young se hizo con muchos clientes dedicados a la fabricación textil. Asimismo, Seúl se convirtió en escenario de los Juegos Olímpicos de 1988, por lo que el mundo centró su mirada en Corea del Sur. El país entero se vio inmerso en una atmósfera de intensa euforia. «Tenía la firme convicción de que nos asentaríamos en el mercado sin problemas», afirma Choi Kwang-young. El secreto del éxito: «Innovación constante y trabajo tenaz».

La última innovación empresarial de Choi Kwang-young en Daegu es la tecnología ByStar Fiber. El sistema de corte equipado con fibra óptica de 10 kilovatios ha acelerado enormemente el ritmo de trabajo en la planta de producción. La elección de ByStar Fiber también se debe a sus múltiples ventajas como máquina de uso universal. Ya sea acero inoxidable, aluminio, metal no férreo o acero, el sistema ByStar Fiber corta cualquier tipo de material, sea cual sea su espesor (hasta 30 milímetros). «ByStar Fiber es nuestro principal sistema de corte», explica también Choi Young-chul, vicepresidente de Bystronic Korea. «Ya hemos tenido ocasión de vender numerosos sistemas ByStar Fiber».

Bystar Fiber en la sede central de Shin Sung S&T en Daegu
Bystar Fiber en la sede central de Shin Sung S&T en Daegu

Un auténtico producto Shin Sung 

Reina el bullicio en la planta de producción de Shin Sung S&T, de 180 metros de largo por 30 de ancho: el ritmo entrecortado de las máquinas marca el sonido de fondo, mientras las carretillas elevadoras cargan y descargan material en cuestión de segundos. Lee Dong-gun también está aquí: «Soy un auténtico producto Shin Sung», afirma a sus 46 años. Justo después de finalizar sus estudios, Lee Dong-gun se incorporó a Shin Sung S&T y emprendió su trayectoria profesional como ingeniero hasta convertirse en director de producción.

En las últimas décadas, Lee Dong-gun ha sido testigo de las transformaciones tecnológicas del sector y ha aprendido de ellas. «No obstante, tienes la sensación de que siempre estás un paso por detrás», explica, en alusión al rápido ritmo con el que avanza la industria del mecanizado de chapa. Sin embargo, Bystar Fiber ha permitido dar un gran paso hacia delante. «La máquina que empleábamos anteriormente requería la supervisión prácticamente continua de un empleado. En cambio, el sistema ByStar Fiber funciona de forma totalmente automatizada. El tiempo que ahorramos en supervisión se dedica ahora a otras tareas», explica Lee Dong-gun.

Diez nuevos empleados cada año

En la actualidad, Corea del Sur, el pequeño país situado entre dos gigantes industriales como China y Japón, es la duodécima economía más grande del mundo. Debido al impulso económico que ha experimentado, los costes salariales también han aumentado significativamente. Por ello muchas fábricas han emigrado en las últimas décadas.

A pesar de la presión económica, el director ejecutivo Choi Kwang-young cree en su éxito. Tanto es así que está empeñado de mejorar aún más su buena reputación como empresario. Explica con orgullo que sus 210 trabajadores son empleados fijos, pues en Shin Sung S&T no existen contratos temporales. El próximo objetivo de Choi Kwang-young consiste en reducir los turnos de 12 horas para crear un entorno de trabajo en el que sus empleados puedan dedicar más tiempo a sus familias. «También nos hemos propuesto contratar diez nuevos empleados cada año». La ciudad de Daegu ya le ha mostrado su agradecimiento por este compromiso: en 2015, el ayuntamiento de la ciudad concedió un premio a Shin Sung S&T por su ejemplar política de empleo.

Cookies are necessary in order to allow you to use all the functions of the Bystronic Group’s website. Some of these cookies require your express consent. Please give your consent to the use of cookies so that you can use all of the website’s functions. You can find detailed information about the type, the use or the purpose, and the individual expiry dates of the cookies by clicking on „Further information“.

This website uses cookies. Why?
Click here to learn more.