La generación «superuser»

La generación «superuser»

Septiembre 2018

El grupo Bühler impulsa la digitalización de sus procesos de producción. La modernización de su planta de Appenzell mediante la tecnología de Bystronic no solo aumenta la eficiencia, sino que también resulta atractiva para las nuevas generaciones de operarios.

La planta de Appenzell del grupo Bühler crea puestos de trabajo para «nativos digitales». No es de extrañar: esta empresa familiar, fundada en 1860, siempre se ha distinguido por su superioridad frente a la competencia en lo relacionado con la innovación, además de por conquistar nuevos mercados con modernos productos. El grupo Bühler lidera diversos sectores del mercado: su tecnología para el procesamiento de los alimentos tiene aplicación en molinos, fábricas de chocolate y cervecerías de todo el mundo. Cada día, sus soluciones garantizan una alimentación sana a dos mil millones de personas y proporcionan movilidad a mil millones. En los últimos tiempos, también han desarrollado con éxito nuevas áreas tecnológicas relacionadas, por ejemplo, con la fabricación de baterías y la maquinaria para la producción de gofres.

El grupo Bühler no solo impulsa la innovación con nuevos productos; también lo hace con la digitalización de los mismos. La planta de Appenzell se ha convertido en un modelo ejemplar para todas las sedes del grupo desde principios del 2018, cuando culminó la modernización del procesamiento de chapa completo. Mientras que la planta principal de la localidad vecina de Uzwil se centra en la producción en serie, en Appenzell se fabrican piezas especiales, por ejemplo, piezas de recambio para modelos más antiguos que ya no se producen en serie. Por esta razón, sus ochenta empleados están acostumbrados a una gran flexibilidad y se familiarizaron rápidamente con las nuevas plegadoras y con el sistema automatizado de almacenamiento, corte y clasificación.

Maurus Koller es el «superuser» de la nueva generación de la planta de Bühler de Appenzell.
Maurus Koller es el «superuser» de la nueva generación de la planta de Bühler de Appenzell.

Automatización completa del proceso de corte 

«Antes mi trabajo era muy duro físicamente», cuenta Maurus Koller. Soldar le ocupaba gran parte del tiempo; era un trabajo duro. «Ahora el trabajo se centra en el esfuerzo mental». A sus treinta años, el técnico en construcción de aparatos e instalaciones es el «superuser» de las nuevas instalaciones de corte con láser y clasificación en la planta de Bühler de Appenzell. La nueva herramienta del kit de Koller es el ratón. Distribuye las piezas de chapa metálica desde el sistema de corte por láser ByStar Fiber 4020 entre los palés preparados mediante la función en pantalla de arrastrar y soltar. El sistema automático de manipulación y clasificación ejecuta sus comandos. «Aquí en la práctica veo paso a paso lo que aprendo en mis estudios», asegura Koller, que continúa su formación como técnico en construcción de máquinas, en referencia a la digitalización de la industria.

Al digitalizar los procesos de corte, Bystronic apostó por una solución global personalizada. La clave: la combinación de la tecnología Bystronic con máquinas de otros proveedores. Por ejemplo, los sistemas de manipulación y clasificación provienen de FMG, una filial de Bystronic. Esto funciona de forma totalmente automática: un brazo robótico utiliza ventosas de aspiración para extraer las planchas metálicas de las cajitas extendidas del almacén de estantes elevados de FMG, cuya instalación terminó hace unos años.

Una impresora de inyección de tinta expresamente integrada en el sistema del grupo Bühler marca con un código de barras las piezas de chapa metálica planificadas sobre la plancha antes de que empiece el proceso de corte. Así se consigue que en un futuro los documentos de producción puedan estar digitalizados. Ahora cada chapa metálica lleva asignada una hoja de pedido a lo largo del proceso de producción. En el futuro, los empleados podrán registrar cada uno de los pasos de trabajo directamente en la pieza escaneando el código de barras.

En caso de que se atornille una chapa metálica posteriormente, un pórtico diseñado especialmente para Bühler, ubicado en el sistema de manipulación y clasificación, talla la rosca para el atornillado antes de que se efectúe el corte. El láser incorpora en el proceso de corte el acortamiento por flexión resultante. Tras el proceso de corte, el sistema coloca las piezas de chapa en los palés suministrados, que se envían a las siguientes estaciones de trabajo, y el pórtico de manipulación elimina el metal residual por medio de una cavidad. Después del láser, una desbarbadora de la empresa Ernst elimina de los bordes de la chapa las irregularidades producidas durante el corte, un trabajo que los empleados de Bühler solían hacer a mano.

Mike Zwissler programa la plegadora Xpert offline en pantalla.
Mike Zwissler programa la plegadora Xpert offline en pantalla.

Para poder utilizar sin ninguna limitación la página web del grupo Bystronic se necesita el uso de cookies. Algunas de estas cookies requieren su consentimiento expreso. Deberá consentir el uso de cookies para disfrutar de todas las funciones de la página web. Encontrará información detallada sobre el tipo, el uso y la finalidad, así como sobre la correspondiente fecha de caducidad de las cookies haciendo clic en «Más información».

Esta página web utiliza cookies. ¿Por qué?
«Haga clic aquí» para saber más.